viernes, 27 de marzo de 2015

Andrei Chikatilo. El Carnicero de Rostov o El Destripador Rojo.




     

        En esta nueva entrega me ofrezco a diseccionar un personaje. La de un psicópata, la de un asesino en serie. A Andrei Chikatilo. A caballo entre la extinta Unión Soviética y la Comunidad Rusa de Estados Independientes fue capaz de hacer sonrojar y con mucho indignar a los habitantes de su país. No en vano ha sido el mayor asesino de los tiempos modernos y por analogía del Siglo XX. Porque sí amigos, mucho se habla de la caída del Muro de Berlín pero el personaje que nos ocupa también puso su granito de arena en el desventramiento de la URSS el cual vino de la mano a mi entender de 5 conceptos, a saber:

 
       -Primero: "El Caso Farewell" aquel en el que ni corto ni perezoso el coronel del KGB Grigoriev desencantado con las políticas de Brézhnev pasó un detallado informe de todos y cada uno de los espías del KGB que operaban a nivel internacional a la inteligencia francesa para hacérsela llegar a la nortemaricana. Así las cosas, fueron cayendo todos y cada uno de los espías soviéticos dejando al KGB en el más supino ridículo. Caían todos los espías soviéticos como en una maldición bíblica sin que el Kremlin se enterara de nada.

    -Segundo: El advenimiento no por nada, de un Papa polaco llamado Juán Pablo II.

    -Tercero: El desatre nuclear de Chernobil.

    -Cuarto: La Guerra de Afganistán.

    -Quinto: El caso que nos ocupa. El de El Carnicero de Rostov, Andrei Chikatilo. Aunque de menos repercusión en lo político, sí en lo social conmocionó a la Santa Madre Rusia. La inoperancia de la policía soviética y rusa fue sobervia y en no poco dejó a su sociedad en mantillas y al socaire de un depredador de inusitado calibre.


         Vamos con su historia, vamos con la historia de una hiena nocturna y diurna. Vamos con el mayor asesino del Siglo XX. Aunque sea difícil de tragar, entender y leer os aseguro no os va a defraudar. Con ustedes, Andrei Romanovich Chikatilo:

         Corría el año 1936, más en concreto un 16 de Octubre cuando vendría del infierno a la Tierra un más que dudoso personaje. Nacido en Yáblochnoye, en la maltratada Ucrania fue un hijo de la Segunda Guerra Mundial. Un niño de aquellos que nacen en el peor momento y en el peor lugar. En otro orden de asuntos no me doleran prendas si afirmo que casi mejor ni hubiese nacido y si su madre hubiese abortado otro gallo le hubiese cantado a él y a Rusia entera. Ya que Andrei fue un desgraciado toda su vida e hizo de la vida de sus semejantes una desdicha sin límites.

          Como bien he dicho, Andrei nació en mal momento y peor lugar. De la mano de otro asesino en serie con trazas de paranoico llamado Stalin se procedió en 1932 a la colectivización del granero de la URSS que no era sino Ucrania. Unas exiguas cosechas, unidas a unas requisas más que abusivas por parte del Kremlin dieron lugar a la Gran Hambruna o "Holodomor" de la que murieron más de 6.000.000 de campesinos ucranianos. Así las cosas los historiadores todavía se debaten en si la Gran Hambruna tuvo nota o etiqueta de genocidio. Para mí está claro: Indefectiblemente SI. Stalin y su corte de aduladores fueron unos genocidas.

         
Así las cosas y como solución natural en Ucrania no exageraré en nada si digo se llegó al canibalismo y venta de carne humana. Era
muy común que un niño saliese de casa y no regresase jamás. Sencillamente había sido devorado por una turba de menesterosos sin cuento que tan solo tenían vocación de sobrevivir. Por añadidura, y para desgracia de Andrei, su madre le narraba una y otra vez el triste destino de su hermano para así aleccionar a su hijo en la prudencia de no salir nunca solo de casa. Y es que su hermano Stepanel había sido devorado. Es aquí donde los biógrafos, investigadores y exégetas de nuestro protagonista se ponen de acuerdo en que Andrei vivió de pequeño una constante agonía que le marcaría profundamente y para años venideros. Era pues, un niño triste e infelíz hasta el extremo de orinarse en la cama hasta los doce años y dado su sentimiento de inferioridad no reconocer una obstinada miopía hasta los 30.

       
Por añadidura, las fechas no cuadran según psiquiatras e historiadores. El padre de Andrei fue movilizado forzosamente por el ejército soviético al comienzo de la guerra. La hermana de Chikatilo, nació en el año 1943 por lo que es muy posible su madre fuese violada por un soldado alemán en presencia del pequeño Andrei. Así las cosas, hay que unir el anterior concepto a este último para que Chikatilo empezase a forjar una personalidad nada común y que le marcaría para el resto de su vida.

         En otro orden de asuntos su padre regresó de la guerra enfermo de una tuberculosis la cual contrajo siendo prisionero de los nazis. Hay que reseñar que a la vuelta el padre era un traidor para el régimen de terror de Stalin y que su imagen se vería menoscabada en no poco. Y es que el paranoico de Stalin acusaba de traidor al comunismo a todo aquel hubiese sido prisionero de los nazis. De traidor y sospechoso. Por lo que fue condenado al ostracismo por el sistema soviético.

         Es cuando Andrei Chikatilo y haciendo caso omiso de la guisa de su padre se vuelve un ejemplar comunista en su mocedad e ingresa en el Partido. Es cuando a esta edad  flirteo tras flirteo Andrei se percata de su impotencia sexual y es aquí queridos amigos cuando el caldo de cultivo está servido para la definitiva forja de un asesino en serie. El depredador más espantoso que dio la Europa del Siglo XX.

         Así las cosas, se ve completamente incapaz de mantener relaciones sexuales con fémina de uno u otro pelaje y comienza a formarse intelectualmente a modo de desquite y purga de su honra sexual. Su ilusión, superar las pruebas de acceso a la prestigiosa universidad de Derecho de Moscú. Su desilusión, no superarlas y su aplacamiento, ingresar en una escuela de Formación Profesional. Corría el año 1955.

     
Año 1963. Convive con su hermana en un adusto apartamento en compañía de una tal Feodosia con la cual acaba en matrimonio. Recalcar que para nada pudo tener relaciones sexuales normales el matrimonio por las razones ya expuestas. Empero, pudo tener dos hijas fruto de la masturbación y de técnicas de inseminación. El matrimonio prometía. Fueron los años más felices de Andrei Chikatilo y dada su estabilidad tanto familiar como emocional Andrei se vuelve un hombre extremadamente cultivado. Nada más y nada menos se licencia en tres carreras Marxismo-Leninismo, Ingeniería y Literatura Rusa. Por lo que encuentra un buen empleo en una empresa de telecomunicaciones. En otro orden de asuntos, su mujer Feodosia estaba muy contenta con él. Sencillamente Andrei era un perfecto comunista, traía dinero a casa, no bebía y nunca le pegaba tomando estas dos últimas circunstancias una importancia relevante para lo que era la media del esposo soviético violento y alcohólico de natural dada la presión del régimen stalinista.

        Por mor de los acontecimientos, Chikatilo encuentra acomodo en la enseñanza en el año 1970. Pero su compleja personalidad lo llevan a ser pasto de burlas, chanzas, mofas y befas del alumnado. Apodado como "El Ganso" Chikatilo por aquel entonces se fija en las niñas menores de 12 años y sorprendido en plena escena con una pequeña de esa edad es expulsado del centro sin apenas revuelo. Esposo ejemplar, padre de dos hijos, celoso comunista, hombre cultivado y sin antecedentes eran los mejores garantes para su anonimato. Por lo que se traslada en el año 1974 a una ciudad cercana a seguir ejerciendo la docencia en un centro de Formación Profesional. Es aquí donde empieza la doble vida de Chikatilo y es aquí donde un sentimiento de repulsa hacia el ser humano cala en él y como primera víctima una niña de 12 años.

       

Chikatilo compra una misérrima casucha en esa ciudad, secuestra a la tierna infante seduciéndola con un chiclé y la asesina con un cuchillo de doble filo deshaciéndose del cadáver arrojándolo al río junto con su carterita. El nombre de la niña, Lena y había recibido 30 cuchilladas. La policía inicia pesquisas y encuentran que en derredor de la casucha de Andrei hay restos de sangre. Lo detienen e interrogan pero su carta de presentación les impresiona ya que un hombre de su bagage, familiaridad, sin antecedentes y miembro del Partido Comunista era incapaz de cometer tamaña tropelía. Sencillamente no encajaba en el perfil. Así las cosas, el pagano del desafuero de Chikatilo fue un ex-convicto que había cumplido pena por violación por lo que es juzgado y ejecutado. Con estos antecedentes os daréis cuenta de que la policía soviética era torpe de remate. Sus inspectores, sencillamente veían una colilla y deducían que alguien había fumado. Así como suena.

         Años felices y sin controversias ni problemas para Chikatilo el cual abandona el turbio asunto del asesinato por dos años encontrando trabajo en una empresa como supervisor de suministros industriales. Es este el momento en el cual Chikatilo logra aislar la parte más espeluznante de su cerebro de la más virtuosa siendo un probo ciudadano de la nomenklatura comunista. Pero poco le duraría, tan solo tuvo dos años de paz interior.

        Larissa Tachenko. Otra niña de corta edad es seducida por Andrei para tomar un paseo a las orillas del Don. Acto seguido le invita a dar una vuelta por el bosque asesinándola allí vilmente rajándola de escabrosa forma y cosida a mordiscos en mitad del monte siendo incapaz de violarla dada su impotencia. Con estos mimbres Chikatilo jamás abandonará su doble vida de afable padre de familia con la de depredador impenitente. Se había convertido en un asesino en serie y lo seguiría siendo durante 12 largos años ante el estupor e incompetencia de la policía ahora ya rusa.

          En otro orden de asuntos, Chikatilo llegó a confesar que la única forma de excitación sexual era el asesinato. Llegó a decir que incluso eyaculaba matando y que mordisqueaba los úteros de sus víctimas femeninas por considerarlos blanditos y rosados para luego danzar de forma macabra alrededor de los restos También dijo que fagocitaba los penes de sus víctimas masculinas. En otro orden de asuntos, le gustaba eyacular sobre sus víctimas a punto de morir. Por lo que la policía tenía el registro de un ADN a partir de su semen y arrojaba grupo de sangre "AB". La policía tenía su grupo de sangre y su ADN pero no al asesino.

       
   
El 13 de Septiembre de 1984 en Rostov la policía lo sorprende en la parada de un autobús intentando seducir a una joven para acto seguido volverlo a sorprender manoseando a una meretriz callejera. Es detenido, llevado a dependencias policiales, registrado, fichado y examinado un maletín que llevaba nunca mejor dicho a siniestra. El maletín es abierto y aparecen 3 sospechosos objetos, a saber: Un bote de vaselina, cuerdas y un cuchillo de carnicero. Con estos antecedentes, lo habían cazado. Se le hizo a partir de un análisis de sangre la prueba del ADN para los soviéticos a todas luces concluyente. Pero salió sangre tipo "A" con lo cual lo dejaron libre ya que las muestras anteriormente analizadas eran "AB". A posteriori, la policía rusa recibió un informe por parte de un centro de investigaciones científicas japonés el cual decía que en uno de cada 10.000 casos las pruebas cotejadas de ADN en semen con las de sangre arrojaban un fallo de uno entre 10.000. Andrei Chikatilo era el caso y lo habían dejado escapar y cargaba a sus espaldas para esas fechas la ominosa cifra de más de 26 asesinatos.


      A estas alturas y como os podéis imaginar un hombre de la talla intelectual de Chikatilo pensaba indefectiblemente que la policía era tonta y que tenía eso que se llama Baraka o suerte por lo que su espiral de locura y demencia era un regalo de Dios y que su misión en la vida era la de asesinar a sangre fría.

     
 Mediados de los 80´, la policía rusa comienza a ponerse al día copiando no en vano la técnica norteamericana del llamado "perfil psicológico" y es que ya era hora de ir dejando la lupa en el cajón y adoptar el trabajo en equipo entre psicólogos, psiquiatras, detectives y policías. Se hizo a la sazón un perfil del delincuente en cuestión y se barajaron diversos perfiles que sí podrían encajar. Chikatilo no tenía antecedentes todavía pero sí estaba fichado pero aún así tardarían no menos de 6 años en poder cogerlo. Para aquel entonces 53 eran sus víctimas comprendidas entre 8 y 45 años.


         Un mal día para Chikatilo, excelente día para la Humanidad, fue sorprendido por un sargento de la policía saliendo de un bosque con actitud nerviosa y vestido con traje y corbata. El Policía le pidió la documentación donde ponía Andrei Romanovich Chikatilo, tomó muy buena nota y al cabo de 2 días en ese mismo bosque apareció la víctima de la misma traza que las anteriores. Chikatilo, estaba perdido. En otro orden de asuntos la policía había movilizado más de 600 efectivos, más de 500.000 rusos habían sido investigados y se tenían más de 26.500 sospechosos. Chikatilo era el número 90 de esa lista.

     
 El perfil de Chikatilo arrojaba abundantes perlas. Sádico sexual, pervertido a la vez que insociable. Doble personalidad con un gran concepto de la venganza a la vez que un odio sistemático hacia las mujeres, la sociedad en general y los indefensos. Hay que tener en cuenta que Andrei no solo asesinaba mujeres y niños sino también a prostitutas y menesterosos a maravilla. Sencillamente como depredador había adoptado la técnica de la Selección Natural de Darwin en el mundo animal. Donde desaparecen siempre los estratos más indefensos esta vez, y desde luego obrando contra natura ya que el engendro de la naturaleza no era sino él. Como hombre impotente, la impotencia de sus víctimas era lo que más le excitaba logrando así una erección para solo de esta guisa terminar eyaculando mientras cercenaba una vida.

        La psiquiatría forense concluye que hay tres tipos de Psicokillers. Los que matan de forma compulsiva, los que gustan de asesinar en emboscada y definitivamente los que necesitan del engaño para cometer sus atroces asesinatos. Chikatilo, pertenecía al tercer grupo, el cual y por añadidura se recrea con la sangre y el sufrimiento de sus víctimas.

     
Así las cosas, Andrei Chikatilo se enfrentaría a un juicio sumarísimo. Introducido en una jaula daría cuenta de sus crímenes ante los familiares de las víctimas y un jurado popular. En otro orden de asuntos se presentaron por parte de la acusación 222 pruebas que lo incriminaban en tal juicio y para nada se le dejó entablar conversación con su abogado. Con estos mimbres quedaba por determinar si Chikatilo estaba o no loco. Si lo estaba internaría en un psiquiátrico para el resto de sus días. Si no lo estaba, sería condenado a muerte con un tiro en la nuca al modo y usanza de la Rusia de entonces. Chikatilo, en mitad de su juicio gritaba como uno loco, se desnudaba y en no poco unía frases inconexas para hacerse pasar por un demente, pero sencillamente los psiquiatras adujeron que esta era la única pesquisa que les llevaba a pensar que definitivamente estaba cuerdo.

          Chikatilo, viéndose acorralado y al igual que el resto de los psichokillers al uso empezó a entonar el "mea culpa". Comenzó directamente con su disfunción sexual a la cual agregó su educación en un sistema político perverso previsto por el camarada Stalin. Tampoco obvió sus terrores infantiles acerca del canibalismo, el ostracismo al cual condenó su padre injustamente la URSS, su espíritu de superación en lo intelectual y de como a pesar de ello había sido objeto de burla, decíase sentirse obviado por las mujeres y por los niños, y que su grupo sanguíneo era el de un psicópata, e.t.c...... Y es que en esto sí tenía razón. Fue un desgraciado desde que nació.

     
   En el juicio, se presentó a un Chikatilo con la cabeza rapada y en una jaula de acero. Los familiares presentes pidieron un linchamiento popular para Chikatilo el cual fue denegado a cambio de la pena de muerte. En primera instancia Andrei confiaba en que sería perdonado como individuo a estudiar por psiquiatras y forenses pero nada más lejos de la realidad. Fue condenado al corredor de la muerte. En pleno juicio se desnudó y sacando su pene dijo:

        "Fíjense ustedes. Qué creían que iba a hacer con esto????!!!!!"

           El corredor de la muerte ruso es similar al japonés. Se ingresa y hasta el día de la ejecución no se le comunica al reo. Si la sentencia a muerte se dio a conocer un 15 de Octubre de 1992 no se le ejecutó hasta el 14 de Febrero de 1994 en la prisión del Don en Rostov. Cosa para mí completamente acertada para darle tiempo de reflexionar muy mucho lo que llegó a perpetrar. Buen día de San Valentín.
       
         
Su cerebro fue reclamado por todos los centros psiquiátricos de Rusia y los japoneses ofrecieron una gran suma de dinero para poder estudiarlo. Pero la justicia rusa hizo que le pegaran un tiro en la sien. Eso sí, sin dañar el cerebelo que se donó a la ciencia.

         Como conclusión a este espantoso relato diré que la historia de un país es también la historia de sus crímenes. El mayor asesino en serie del Siglo XX no fue sino el resultado de la barbarie de otro también psicópata-paranoico llamado Iosif Stalin el cual no tuvo empacho en matar a más de 50.000.000. de personas en la Unión Soviética. Creedme amigos
míos que es muy cierto lo que digo. Una sociedad educada en una ética y moral adecuada produce sus psicópatas pero los atenua en mucho. La URSS, ese engendro que duró más de 70 años arrojó injusticias sin cuento y oprimió en mucho a sus habitantes y de tales barros tales asesinos y a las pruebas me remito. Pero para nada lo que digo es dogma de fe. Recordad a aquel Noruego a la sazón de extrema derecha, masón y luterano llamado Anders Breivik el cual no tuvo empacho en asesinar a 77 personas el 13 de febrero de 2011con un fusil de asalto y toda suerte de pistolas. Todo ello en Noruega, ese país adalid de justicias y buenos haceres idealizado mucho para mi gusto y en donde como tal no se le aplicó la pena de muerte y sigue vivo y condenado a 30 años de prisión. Menuda joya!!!. Alegaría que su país tiene poco sol y andaba deprimido, claro....

       
O...... el perfil psicológico del reciente piloto de German Air el cual no ha tenido empacho en suicidarse en un avión con más de 140 personas a bordo. Que se le pasaría por la cabeza?. Ni idea. Imagino que algo parecido a lo que a Chikatilo o Anders Breivik. No nos engañemos, solo que de forma más limpia y compulsiva como antes ya he citado. En este caso, a diferencia de la desgraciada vida de Chikatilo, al piloto es posible se le hubiese averiado el smartphone o le hubiese dejado su novia y es que los asesinos en serie por lo general mutan en función de sus necesidades tanto sociales como económicas por lo que la psiquiatría forense tiene que estar continuamente poniéndose al día con el devenir de los tiempos que corren. A diferentes tiempos, diferentes necesidades, diferentes asesinos y diferentes móviles a cual más variopinto.

     
En otro orden de asuntos y para que os deis una idea del terreno en el cual nos movemos se estima que el 0,5 de la población es psicópata. Y solo un porcentaje muy reducido de ese 0,5 logrará desarrollarla patológicamente para llegar a matar en su vida si bien el espectro de porcentajes se amplía en el maltrato tanto físico como psicológico. Los tenemos al lado. Compañeros de trabajo, jefes, amigos, hermanos, padres, tíos y sobrinos. El mobbing o abuso en el trabajo es firme muestra de lo que estoy afirmando. Sencillamente gente tóxica que nunca llegará a matar sin embargo, te hará la vida imposible disfrutando en no poco de ello anteponiendo una excusa ridícula e injusta. Las redes sociales son el caldo de cultivo perfecto para menospreciar, vilipendiar, insultar y agredir verbalmente. Ojo, con ellas y el uso que les damos.

     
Andrei Chikatilo no es con mucho el mejor de su especie. Sí, el mejor en lo que se conoce como asesinos en serie. Ya que el asesinato en serie tuvo el prestigioso honor de inaugurarlo Jack "El Destripador" en 1888. El cual tan solo asesinó 5 veces para luego desaparecer como por ensalmo. Pero hubo muchos más psicópatas tales que Gilles de Rais el auténtico Barba Azul que la tomó con los niños o la Condesa Bathory que lo hízo con las doncellas. El asesino en serie es de finales del XIX, XX, y XXI ya que está imbuido de una raigambre a todas luces social. Los otros eran asesinos, nada más.

       Y... esta es la historia del mayor Psichokiller que arrojó el siglo más violento de la Historia de la Humanidad. Que nuevo asesino en serie nos deparará el siglo XXI???????.

         Y ahora leedlo, vedlo y escuchadlo:

        De este presente blog. Como no, Jack "El Destripador":

http://laverdadteharalibre6.blogspot.com.es/2014/11/jack-el-destripador-desde-el-infierno.html

         De este presente blog, Erzsévet Bathory, la condesa sangrienta:

http://laverdadteharalibre6.blogspot.com.es/2014/03/erzsevet-bathory-la-condesa-sangrienta.html

          De este presente blog, Gilles de Rais la auténtica historia de Barba Azul:

http://laverdadteharalibre6.blogspot.com.es/2014/04/gilles-de-rais-la-historia-de-barba-azul.html


           Ahora, una película. De entre todas las que he pensado señalaré "El Silencio de los Corderos" de una jovencísima Jodie Foster y un maduro Anthony Hopkins. Vaya escenita......:

      https://www.youtube.com/watch?v=s3nIw30hn4U


          Y....... ahora una canción. Talking Heads y M.R. David Byrne. "Psichokiller":

     https://www.youtube.com/watch?v=l5zFsy9VIdM