viernes, 24 de abril de 2015

Y... como no, el Titanic.



         Esta vez haremos un repaso histórico a la vez que anecdótico del desastre de un barco. El Titanic. Libros, leyendas, artículos e infinidad de programas televisivos rondan a este buque el cual para quebranto de muchos, nostalgia de no pocos yace cerca de 4000 metros a la mismísima vera del dios Neptuno.

       
 Así las cosas, el mundo estaba inmerso en su Segunda Revolución Industrial, caprichos para millonarios eran sin duda cruzar Euroasia en el Transiberiano o en el Orient Express y una carrera daría la victoria a un noruego, Roald Amundsen midiéndose con el inglés Scott por la llegada al Polo Norte. No es de extrañar que el Titanic también fuese un capricho.
   
        Pero la tragedia es siempre pródiga en casualidades y desatinos máxime cuando una de tan tamaño calibre aglutina sueños, intereses truncados, amores y desamores. En esencia, fue una hoguera de vanidades como pocas veces ha contemplado la Historia. Hablaremos de una novela maldita, de una orquesta, de un desafortunado capitán, de una pareja de españoles y de un cúmulo de desatinos. Vamos pues con el hundimiento del RMS Titanic.


        Corría el año 1908 y más en concreto un 31 de Julio cuando se firmó un contrato en los astilleros de Londres donde actualmente sita la embajada española el cual uniría en construcción a tres buques gemelos, a saber: El Titanic, el Britannic y el Olympic para la White Star Line. Los tres iban a ser llamados como los más lujosos de la historia de la navegación comercial al objeto de competir con el Mauritania, y el Lusitania. Este último impulsado ya por turbinas y ambos propiedad de la empresa Cunard Line. El buque que nos ocupa estaría financiado por el magnate J.P.Morgan (yipimorgan para los listos) el cual por mor de los acontecimientos y por casualidades que no vienen al caso sí tenía pasaje en el viaje inaugural pero el destino le jugó una buena pasada y desechó el viaje por motivos de negocios. Imagino querría ser todavía más rico ese día....

       
 El Titanic era majestuoso. Medía 270 metros de largo, 30 de ancho, un calado de 11 metros, pesaba 50.000 toneladas y era movido por 29 calderas de carbón alimentadas por 190 fogoneros las cuales accionaban 3 hélices de bronce de 60.000 C.V de potencia y era capaz de desplazarse a unos 40 kilómetros a la hora. Con esta envergadura, alimentar a tamaña bestia no era tema baladí ya que fagocitaba en sus calderas la nada despreciable cantidad de 620 toneladas al día de carbón. O... lo que es lo mismo 13.000 sacos de mineral diarios.

         
Mucho se ha hablado sobre si el Titanic pretendía batir un récord de velocidad. Pero no es del todo cierto. Su verdadera vocación era el lujo y este no es amigo de prisas. Su construcción fue del todo controvertida. Para la época se desconocía el ensamblaje por soldadura por lo que se tiraba de remaches. Remaches los cuales se acoplaban al rojo vivo. El maestro remachador se apoyaba en su labor en un "niño parador" el cual sacaba los metales del fuego y se los lanzaba al maestro. Decir que estos niños tenían entre 12-13 años, desconocían el sistema de salud y las más normas elementales de seguridad e higiene en el trabajo. A título ominoso diré que un pequeño de 13 años fue la primera de las siguientes 7 víctimas de la construcción del Titanic. Ni que decir tiene que los dedos, los ojos, las caídas desde los andamios eran moneda de uso corriente si bien no interferían para nada sus consecuencias a la hora de seguir trabajando. Los maestros remachadores a la larga tenían como enfermedad laboral y de seguro, la sordera.

          Ya he dicho que básicamente el Titanic era un buque de lujo. Entre amenidades varias, la primera piscina en un barco de la historia, gimnasio, baños turcos, multitud de cubiertas, bares y restaurantes de lujo y como definitiva y ridícula atracción un caballo articulado para practicar la equitación.

       
 En cuanto a los avances tecnológicos más bien muchos pero mal diseñados y de dudosa calidad. La sala Marconi compuesta por empleados de Marconi era capaz de enviar señales con tal ancho telegráfico de banda que interferían las de buques cercanos lo cuales tenían que recurrir al Morse. Para colmo de males, la escasa reglamentación de este tipo de señales hacía que los telegrafistas se fueran a dormir como si de un empleo común se tratara. En cuanto al acero de la nave, era perfecto en su ensamblaje pero de una calidad dudosa respecto al
prodigio que albergaba. Efectivamente, poseía seis mamparos los cuales lo hacían insumergible a todas luces pero debido al obligado trasiego de pasajeros y mercancías hacían de ellos no fuesen del todo estancos por lo que al cerrarlos el agua entraba como por un colador, y como no.... cierto fue que no poseía los suficientes botes salvavidas dado la ley así no lo exigía y restaban estilismo al barco. También señalar que la legislación marcaba el número de botes en función de los tonelajes de los barcos y no en base al número de pasajeros. Con estos antecedentes, alguno piensa que era INSUMERGIBLE?. Lógicamente, no. Lo más prudente era quedarse en tierra como lo hizo yipimorgan.

         En el Titanic había tres clases de pasajeros. Primera, segunda y tercera. En Primera las suits eran estilo a elegir, Luis XIV, Luis XVI y Renacimiento. En cuanto a la segunda clase, habitaciones que ofrecían la comodidad de un gran buque ordinario en primera y con tres camas. Y en tercera se estaba realmente bien. Eran camarotes con tres o cuatro literas muy alejados de la sala de máquinas. Tal era así que en realidad, y siendo un barco de lujo estaba lleno de gente de tercera clase la cual partió de Southhampton. Para encontrarse con los pasajeros de primera y segunda clase en Cherburgo haciendo allí escala para luego recalar en Queenstown y así cruzar el Atlántico.

         
Un incidente estuvo a punto de malograr el viaje del Titanic. Cuando zarpó de Southhampton el 10 de Abril de 1912 el enorme poder de la fuerza de atracción de las hélices de nuestro protagonista atrajo al "New York" rompiendo sus amarras y estuvieron a punto de colisionar. Eso sí, la rápida reacción de los 6 remolcadores que arrastraban al Titanic impidieron el accidente. Se libró por metro y medio. Indefectiblemente el Titanic comenzaba con mal pie o mala hélice. En otro orden de asuntos un incendio se declaró en una de las calderas del barco. Incendio el cual nunca se sofocaría, si bien su hundimiento lo apagó con más pena que gloria.

        Para colmo de males, los sindicatos carboneros se habían declarado en huelga y no había forma de conseguir el carbón necesario para que el Titanic zarpara. Ante lo cual se traspasó el mineral de otros barcos al Titanic que gracias y solo gracias a esto logró zarpar. Como podéis observar nada, absolutamente nada se interpondría entre el Titanic y su ominoso final. La suerte le fue esquiva.

       
Sin incidentes reseñables por si fueran pocos el Titanic llegó a Cherburgo sin más contratiempos gracias a un Neptuno que jugaba continuamente al póker y los pasajeros de primera y segunda clase embarcarían desde el "Nomadic" ya que el puerto no reunía el suficiente calado como para que el Titanic pudiera atracar. Señalar que el "Nomadic" era un barco a fiel escala del Titanic. Es más, toda su decoración estaba hecha por los mismos artistas que trabajaron para su hermano mayor. 12 millonarios se embarcarían en el Titanic con sus respectivas mujeres y familias los cuales habían encomendado sus vidas al capitán Edward John Smith, un capitán con gran experiencia en el manejo de buques de lujo con un expediente impoluto y que tras ese viaje se iba a jubilar laureado a la sazón.

         
En Cherburgo, embarcarían 2 ilustres españoles. Victor Peñasco y Castellana y su mujer Josefa Pérez Soto. Disfrutaban de una ya larga luna de miel de 17 meses en compañía de un criado y una criada. Ellos escribían de continuo cartas a la familia ya que habían estado dando la vuelta al mundo. Pero la familia, harta ya de tanto viajecito y dilapidación y estipendios les prohibió el viaje. Jóvenes atrevidos más no sin dinero hicieron trampas. Ni cortos ni perezosos dejaron al criado en París enviando cartas a la familia día sí, día no en las cuales se describían las bondades de la Ciudad del las Luces. Y ellos embarcaron en el Titanic contratando una habitación de lujo para los tres siguiendo la juerga. El fatídico día del hundimiento tomaron el bote salvavidas número 8 pero Víctor de natural generoso y valiente cedió su sitio a una madre con su hijo en brazos y él se ahogó. O.... desapareció. Así las cosas, se buscó el cadáver pero no aparecía de ninguna forma. Josefa compró un cadáver inglés no reclamado por nadie y adujo era su marido para así y ya de una vez por todas poder adjudicarse la herencia la cual se retrasaba indefinidamente hasta 20 años vista. A título anecdótico embarcaron con un deportivo rojo el cual estará ahora a 4000 metros de profundidad.

       
 Pero volviendo a nuestra singladura particular el Titanic hízo una escala más. En Queenstown, Irlanda para poner ya definitivamente proa hacia Nueva York y en su singladura pasar a unos 600 kilómetros de Terranova. Era el día 11 de Abril de 1912 con 2223 pasajeros a bordo. Como podéis imaginar todo era fasto y oropel, juerga y diversión en el viaje inaugural del Titanic. La sala de telegrafistas estaba completamente llena y colapsado el telégrafo de mensajes de amistad y buena vecindad hacia los diversos familiares de los pasajeros en tierra. Decir que no pocos también se sirvieron de este medio como forma de control de sus negocios por lo que los radiotelegrafistas se emplearon a fondo. En otro orden de asuntos, la jefatura suprimió bien porque no lo exigía la ley, bien por no molestar, el simulacro de accidentes preceptivo y en ese día de la semana que era cuando en realidad tocaba hacerlo.

     
Nos situamos en la madrugada del 15 de Abril de 1912. Smith y ante una magnífica noche sin apenas oleaje se retira a sus aposentos a las 22 horas y deja al segundo de a bordo al mando del buque. A unos cuantos kilómetros otro barco el "Mesaba" advierte por Morse de la presencia de numerosos cascotes de hielo al Titanic, pero dada la mansalva de mensajes tanto de telégrafo como en morse que enviaba y recibía el Titanic fue imposible registrarlo. Por si no fuera poco, el "California" también intenta avisar con los mismos magros resultados.
     En cuanto al vigía, casi ciego. Sencillamente era el vigía suplente y el titular para colmo de males había olvidado entregar la llave del armario de los binoculares a su sustituto. Donde estaba el vigía titular?. Sencillamente en tierra. No había embarcado. Con una velocidad de 22 nudos a las 23,40 h este ciego vigía llamado Frederick Fleet exclamó: "ICEBERG A PROA!!!!!!!!!!".                                                                                                     
       

  La suerte estaba echada para el Titanic. El Iceberg estaba situado a 500 metros de la proa del barco. Para que os deis una idea a 45 segundos y si bien el Titanic pasó a metro y medio del "Nueva York" como he relatado antes esta vez el iceberg lo rajó de refilón al intentar esquivar el barco el tormo de hielo. Una vez dado el aviso del vigía los gigantescos motores como por ensalmo invirtieron la marcha e inmediatamente bajaron automáticamente los mamparos de seguridad que estancaban el barco incluso antes de la colisión pero de nada les sirvió. El Titanic estaba herido de muerte. En realidad si hubiese chocado de frente es muy posible no hubiese pasado nada pero este barco estaba diseñado para flotar con 4 compartimentos de seguridad inundados y no con 6. A día de hoy, con las modernas soldaduras tampoco hubiese ocurrido tal desastre pero los pernos de sujección de las planchas de acero saltaron literalmente por los aires dando lugar a un boquete enorme por donde entraba toda el agua. Era el 15 de Abril de 1912 y el Titanic se hundía sin posibilidad alguna de enmienda.                  

       Los pasajeros no sintieron absolutamente nada el impacto. Ya que mientras se rajaba como la mantequilla el barco seguía con su inercia. Solo sintieron lo mismo que ocurre cuando un tren para poco a poco para detenerse definitivamente. Restos de iceberg cayeron sobre la cubierta y los pasajeros se divertían lanzándoselos ajenos a una muerte más que inminente.       Luego, en serio se lo tomaron cuando la tripulación presa de la mayor de las agitaciones empezó a repartir chalecos salvavidas y arriar los botes. Dos tripulantes, uno a babor otro a estribor fueron los encargados de bajar los botes salvavidas. Mal negocio aquel, muy mal negocio. A babor y estribor Murdoch y Lightoller oficiales del Titanic repartieron botes. Murdoch con hombres, mujeres y niños logró llenar el casi 100% de ellos. Lightoller solo con mujeres y niños el 20% de sus botes. Así las cosas, sentenció a 400 personas debido a este disparate. No solo eso. Murdoch se ahogaría con el Titanic y Lightoller sobreviría llegando a ser un héroe en la Segunda Guerra Mundial en el desalojo de las playas de Dunquerque. Eso sí, siempre ocultó su error en el Titanic. Murdoch, acompañó al Titanic en su hundimiento y nunca fue un héroe. Lightoller sí.

       
 En cuanto al "California" navegaba la mar de tranquilo contemplando el espectáculo a varias millas de distancia. Dado el poco interés de los mensajes de aviso que enviaba supuso que iba todo bien y dadas las continuas bengalas que el Titanic lanzaba pensaba eran fuegos de artificio. Pero su vigía fue el último que vio como las luces del Titanic se apagaban definitivamente confundiéndolo con la desaparición del barco debido a la curvatura de la Tierra. Increíble pero cierto. Eran las 2.40 de la mañana del 15 de Abril de 1912. El "Carpathia" sí entendió muy bien la nueva señal de auxilio que había sido cambiada de las siglas CQD a SOS y se dirigía a toda máquina al rescate del Titánic. Pese a que entrambos mediaba un espectro de tiempo de 4 horas.

          El Titanic, se hundía literalmente. Su proa enfocó directamente el fondo del océano, levantó su enorme popa, se puso casi vertical y en ese instante partió en dos debido al extraordinario peso de la sala de máquinas y su carbonera. Mala suerte para aquellos pasajeros de primera, segunda o tercera y tripulantes que en ese lado sitaban. Toda la popa cayó encima de sus cabezas. Si bien les libró de la agonía de morir de hipotermia en tan solo 15 minutos. La temperatura exterior era de 0 grados y en el agua se dura poco más de un cuarto de hora en esa traza. Siempre, siempre........ a oscuras.

         
Los músicos, tocaban sin descanso en cubierta. Se les pagaba para ello pero sospecho no estaría en el contrato morir con los acordes de "Cerca de tí Señor" que fue el último tema interpretado. Los 8 músicos que conformaban el viaje inaugural y final de esa hoguera de vanidades que fue el Titanic murieron sin descanso para con su arte. Homenajeándose a sí mismos, a los pasajeros y a la tripulación en macabra y final partitura.

     
Cualquier objeto flotante, un trozo de madera (en realidad el plástico no se había inventado y de los componentes que portaba el Titanic solo la madera flotaba), una tumbona y poco más eran objetos codiciados en un sálvese quien pueda y como pueda usted. Hubo gente que sobrevivió gracias a eso. Logró montarse en un ataúd de madera tocando lo mínimo el agua y definitivamente escapar del desastre gracias al asalto del "Carpathia" que se lo había tomado muy en serio lo del Titanic. Muchos creyéndose salvados de esa guisa fueron fagocitados por la enorme fuerza de succión del monstruo que se hundía y reclamaba sus pasajeros. Y es que en el Titanic había miles y miles de metros cúbicos de oxígeno los cuales tenía que abandonar para definitivamente hundirse en una lucha sin cuartel entre Poseidón y Neptuno. A esas alturas y ya lo he dicho, era todo oscuridad y no una película de Di Caprio.

   
   Llegó el Carpathia y recogió los restos que al Titanic ya no le interesaban. Ni a él ni a los mencionados Poseidón, Neptuno, y ni mucho menos a los 25 icebergs que a la mañana del día siguiente contemplaron el desastre con la misma connivencia que uno de ellos devoró al hombre y su vanidad. De 2223 pasajeros solo se salvaron 713. El Carpathia arribó a Nueva York en un viaje para nada inaugural y sin fasto ni oropel pero en no poca medida como una bendición de Dios. En el Carpathia no había suits tipo Luis XIV, caballos articulados, doncellas, piscinas, radiotelegrafistas de Marconi, cajas fuertes ni músicos ya que estos hacía dos días estaban en el fondo del mar con sus partituras, trajes de etiqueta e instrumentos.

   
 Como anécdota muy, muy reseñable señalaré que este accidente fue preconizado por un escritor de poca monta en una novela. "Futillity" se llama en una serie de serendipias o casualidades asombrosas. "Futillity" narra el hundimiento de un barco igual que el Titanic y que se llama "Titan". Aquí tenéis las semejanzas:

Semejanzas entre el Titanic y el Titán:
  • Insumergible
    • El Titanic fue uno de los transatlánticos de lujo más grandes del mundo (882 pies, desplazando 53.000 toneladas ), y una vez fue descrito (casi como) "insumergible".
    • El Titan fue la embarcación flotante más grande y considerado como el mejor trabajo del hombre (800 pies, desplazamiento 75.000 Tm), y fue considerado "insumergible".
  • Número de hélices y mástiles'
    • El Titanic tenía tres hélices y dos mástiles
    • El Titan estaba equipado con tres hélices y dos mástiles
  • Botados en Abril
    • El Titanic zarpó desde Southampton, Inglaterra en su viaje inaugural en abril de 1912.
    • El Titan también fue botado en abril, también desde Southampton.
  • Botes Salvavidas
    • El Titanic sólo contaba con 20 botes salvavidas, menos de la mitad del número requerido para la capacidad de pasajeros: 2.223
    • El Titan contaba con ("tan pocos como la ley lo estime") 24 botes salvavidas, menos de la mitad del número requerido para la capacidad total de pasajeros: 2.223
  • Golpearon un iceberg
    • Desplazándose demasiado rápido, a 23 nudos, el Titanic golpeó un iceberg en la noche del 14 de abril de 1912, en el Atlántico Norte a 400 millas de distancia de Terranova.
    • También en una noche de abril en el Atlántico Norte a 400 millas de Newfoundland (Terranova), el Titan golpeó un iceberg mientras viajaba a 25 nudos.
  • El Insumergible Hundido
    • El Insumergible Titanic se hundió, y más de la mitad de sus 2.223 pasajeros murieron gritando por ayuda.
    • El Indestructible Titan también se hundió, más de la mitad de sus 2.223 pasajeros murieron

             Ni que decir tiene que con tales semejanzas un escritor de folletines vendió más libros de los que habría imaginado en su vida. Su nombre Morgan Robertson y su obra fue escrita en 1898. 14 años antes del hundimiento de nuestro protagonista.

        Semejanzas entre el Titanic y el Titán:
  • Insumergible
    • El Titanic fue uno de los transatlánticos de lujo más grandes del mundo (882 pies, desplazando 53.000 toneladas ), y una vez fue descrito (casi como) "insumergible".
    • El Titan fue la embarcación flotante más grande y considerado como el mejor trabajo del hombre (800 pies, desplazamiento 75.000 Tm), y fue considerado "insumergible".
  • Número de hélices y mástiles'
    • El Titanic tenía tres hélices y dos mástiles
    • El Titan estaba equipado con tres hélices y dos mástiles
  • Botados en Abril
    • El Titanic zarpó desde Southampton, Inglaterra en su viaje inaugural en abril de 1912.
    • El Titan también fue botado en abril, también desde Southampton.
  • Botes Salvavidas
    • El Titanic sólo contaba con 20 botes salvavidas, menos de la mitad del número requerido para la capacidad de pasajeros: 2.223
    • El Titan contaba con ("tan pocos como la ley lo estime") 24 botes salvavidas, menos de la mitad del número requerido para la capacidad total de pasajeros: 2.223
  • Golpearon un iceberg
    • Desplazándose demasiado rápido, a 23 nudos, el Titanic golpeó un iceberg en la noche del 14 de abril de 1912, en el Atlántico Norte a 400 millas de distancia de Terranova.
    • También en una noche de abril en el Atlántico Norte a 400 millas de Newfoundland (Terranova), el Titan golpeó un iceberg mientras viajaba a 25 nudos.
  • El Insumergible Hundido
    • El Insumergible Titanic se hundió, y más de la mitad de sus 2.223 pasajeros murieron gritando por ayuda.
    • El Indestructible Titan también se hundió, más de la mitad de sus 2.223 pasajeros murieron.
  

   


       
Como conclusión al ladrillo, señalaré que no tenía ninguna gana de hacerle un post al Titanic debido a lo consabido del mismo. Pero pienso sí es digno de ello y cuando menos caldo de cultivo para extracción de no pocas conclusiones acerca de ese Ser Humano metomentodo y sabelotodo el cual las más de las veces se cree superior a su naturaleza e incluso a su destino que dicho sea de paso desde que nace está escrito. Ya lo he dicho varias veces. El Titanic a la vez de majestuoso era vanidoso, ergo insumergible. El romanticismo que rodea al Titanic lo es gracias a que estará en el fondo del mar para siempre. A día de hoy es completamente imposible sacarlo de ahí. Si bien se han extraído objetos para recreación museística y muchos proyectos han sido desechados para poderlo reflotar si bien no se han materializado. Uno de ellos, introducir un globo gigante e hincharlo desde la superficie. Esta labor es tarea de gigantes ya que al partir, entre las dos partes del barco median bastantes kilómetros de distancia por lo que no se puede hablar de un pecio completo sino esparcido por varios kilómetros a la redonda en el lecho marino. Y en otro orden de asuntos es lógico pensar que a estas alturas estará hecho un cristo.





       Y.... ahora vedlo y escuchadlo:

       A lo largo de la Historia del cine muchas películas se le hicieron a tan insigne barco pero como la de James Cameron "Titanic" ninguna. Acreedora de 11 merecidos Oscars tiene algún fallo. En otro orden de asuntos la Tercera clase es de gente menesterosa cosa que no fue cierta. Era gente normal y corriente que viajaba. No pobres ni excluidos sociales. Y definitivamente, en el Titanic no había ratas. Era imposible puesto que acababa de estrenarse. En mi opinión la película es un pastel con guinda y todo pero está perefectamente ambientada y recreada:

https://www.youtube.com/watch?v=zCy5WQ9S4c0

        Y... ahora la última pieza de la orquesta del Titanic. "Cerca de tí, Señor" no es sino una dramática elegía:

https://www.youtube.com/watch?v=PYM8-XJYDYk