viernes, 7 de noviembre de 2014

Un monje llamado Lutero.



     Hoy nos vamos a centrar en la vida de un hombre santo. De un adalid, de una de esas personas las cuales cambian con su riesgo, dedicación y esfuerzo el devenir de la trayectoria existencial y a la postre económica del Ser Humano. Nos centraremos en Martin Lutero. Así y a grandes rasgos haré un más que somero resumen de su vida y en esencia completamente desordenado, hazañas y reflexiones. Porque si hubo alguien que en su vida reflexionó fue él. Vamos pues, con Martin Lutero.

     Corría el año 1483 y más en concreto un 10 de Noviembre cuando en la actual Alemania constituida por aquel entonces como el Sacro Imperio Romano Germánico venía al mundo en Sajonia un niño el cual siendo hijo de un director de minas de cobre guardaría bastante relación con el ambiente campesino de la época. Señalar que para aquel entonces todo el orbe cristiano dependía en su totalidad de la Iglesia Católico-Romana a la sazón dominada por más que extrañas costumbres anticlericales. Y es que sí es cierto, queridos amigos que la corte papal era sinónimo de desmanes, abusos y robos a más no poder. Bueno....... no quiero entrar en detalles de lo que es ahora.

      Martin Lutero es de esa clase de personajes que al igual que San Francisco de Asís un día ven la luz y se adentran en ella, abandonando toda clase de principios iniciales para así llevarles a un viaje iniciático que las más de las veces se verá truncado por las castas. No así en la figura de Lutero, el cual y desobedeciendo las órdenes paternas no quiso estudiar Derecho y sí hacerse monje agustino, ante el desconsuelo de su progenitor el cual veía poco a poco como sus ínfulas de grandeza para con su hijo se deshacían como un castillo de naipes. Lutero vio la luz como bien he dicho. Una luz de fuego eléctrico y es que un día de regreso a su casa un rayo a punto estuvo de segarle la vida. Un rayo que si bien enviado por Dios o por el demonio haría al fin y a la postre cambiar la historia del mundo.

      Como bien he dicho abandonó la Facultad de Derecho para contraer estado religioso en forma de orden agustina. Hacerse monje por aquel entonces era duro, muy duro para un católico. Ayunos, flagelaciones, constantes rezos y contínuos tormentos hacían en no poco que la salud del monje de vez en cuando se complicara con defunción. Lutero se hizo un experto de la Biblia, aprendió Hebreo y griego y como no.....  latín.

     Lutero, se convirtió y debido a su crisis existencial en un monje en no poco díscolo el cual se preguntaba muchas cosas las cuales iban muy en contra de la doctrina de la fe católica. Así las cosas una de las grandes controversias luteranas era que el hombre alcanza la salvación tan solo por la fe y no por las obras. Desbaratando así todo el sistema de indulgencias del estamento católico. En resumidas cuentas, por solo hecho de ser nacido, un hombre está salvado. Es pues, el día de su concepción parejo a su salvación, ya que si Dios lo ha elegido para existir en ese sentido se presupone que tiene vitola de salvación y no tiene porque comprar la misma.

       Bajo tal premisa, Lutero criticaba y desprestigiaba todo un sistema católico el cual a Roma le proporcionaba pingües beneficios: las indulgencias para salvar el alma del sujeto. Señalar que el vulgo muy presente en el campesinado era de natural inculto y la iglesia católica no contenta con el pago de diezmos y primicias recibía una gran cantidad de dinero en forma de indulgencias. Indulgencias que al fin y a la postre repercutían en las arcas del Vaticano. En resumidas cuentas: Si sueltas la mosca te salvarás, si no tu salvación ni estará ni se le esperará. Todo un camelo. Sabed que la Basílica de San Pedro estuvo sufragada y construida en orden y del bolsillo de las indulgencias, así las cosas sobre hombros de infelices.

       Con estos mimbres y bajo un prisma completamente icomprensible para un católico la salvación eterna no se logra a través de las buenas obras sino en función de la fe. Decir que para esto murió Jesús en la cruz, por todos nosotros. Y la salvación no se compra. Sencillamente viene dada desde el mismo momento de la concepción. Si Dios nos eligió para nacer nos ha elegido para salvarnos. En mi humilde opinión tampoco estoy muy de acuerdo con una teoría la cual me parece válida pero...... que hacemos con Hitler, Stalin, Ceaucescu o Leopoldo de Bélgica. Los mandamos al cielo?. Obviamente NO. Para Blesa quizá pero en ningún caso para los anteriores. Sócrates decía que el hombre es malo por ignorancia pero a los anteriores nunca los he considerado unos ignorantes. Sabían muy bien lo que hacían..... Y es que el matiz simpre marca diferencias irreconciliables.

        Señalar que la corte papal era un desorden total y absoluto. Simonía por doquier, venalidad y nepotismo campaban a sus anchas. La simonía consitía en la venalidad total y absoluta de cargos eclesiales. Y es que a que extremos llegó la iglesia católica que los hijos de los obispos engendrados por concubinas ocupaban puestos eclesiales de alto peso específico. Y esto Lutero no lo podía consentir.

       Piadoso de los pies a la cabeza se puso manos a la obra y colgó 95 tesis escritas de su puño y letra en la Iglesia de Wittemberg. Esas 95 tesis advertían al vulgo del creciente pecado nefando de la iglesia católica y de que cosas había que cambiar en su seno interno. Diversos autores señalan que lo de las 95 tesis no fue sino un cuento chino, ya que si el vulgo no sabía leer para qué las colgó? Pero sí fueron enviadas al Arzobispo de Maguncia.

        Con estos mimbres he de señalar que Lutero nunca quiso quebrar a la iglesia católica pero sí reformarla por completo. Él siempre fue reformista pero y llegados a este punto Lutero dado el inmovilismo de la iglesia optó por la vía secesionista y se sirvió de un magnífico aliado: La imprenta. Señalar que sus 95 tesis fueron repartidas por toda Europa y se leían en plazas públicas para burla y escarnio de la iglesia católica y es que Lutero se estaba convirtiendo en todo, todo un problema para el Vaticano ante lo que fue excomulgado, creo y si la memoria no me falla por Leon X.

        Para colmo de males, consintió siendo monje en casarse con una monja católica llamada Catalina de Bora y arremetió sin piedad contra el voto de castidad. Violando así un principio, absurdo, ridículo y vergonzoso del cual todavía adolece la iglesia católica: El matrimonio entre un seglar y un religioso. El celibato y creedme amigos míos, es el cáncer del catolicismo. Algo completamente ridículo, más si cabe desde un punto de vista bíblico ya que las Sagradas Escrituras no lo contemplan.

       Con estos mimbres y someramente hablando Martin Lutero inició el camino de la llamada Reforma. Reforma protestante, claro. Porque protestaba en no poco contra la iglesia católica imperante. Esa Reforma dio lugar al protestantismo, término en mi humilde entender peyorativo, aunque si bien es cierto ellos lo llevan bien a gala. La iglesia católica inició su Contrarreforma muy al margen del cisma religioso creado por Lutero y que buscaba en vano o sí en no vano, reafirmarse como la única iglesia verdadera.

       Recordar, que Martin Lutero fue en esencia un visionario. Y, definitivamente el primer divulgador moderno que se sirvió del devenir tecnológico de los tiempos. Los primeros divulgadores fueron los apóstoles pero hay que reconocer que Lutero como oportunista tecnológico no tuvo precio. Su invento se repartió gracias a la imprenta. Y su impronta quedó bien clara. 95 Tesis y no solo eso la primera traducción de la Biblia a lengua vernácula, en este caso el alemán. Si bien diversos estudiosos aseveran que anteriormente también había sido traducida a otros idiomas. Sea lo que fuere la iglesia católica y, por aquel entonces no consentía tal dádiva al pueblo llano y fue Lutero el que le dio vitola de divulgación.

        A partir de Lutero, todo es Historia. Es decir...... que cada uno saque su opinión personal sobre el devenir de su país, pueblo o religión, cuando menos en Occidente.

        Así las cosas, Lutero fue un hombre siempre libre. Opinó, denostó, acusó, reafirmó, bebió (era un hombre muy aficionado a la cerveza), leyó, estudió, consultó y supo vivir como héroe. Héroe perseguido y pobre, pero sí pasó a la posteridad. Desde su Reforma Europa nunca sería la misma. Católicos con Católicos, Protestantes con Protestantes. Su Reforma desencadenó un auténtico infierno en Europa, por unos y por otros. Los Católicos sobrados de prestigio, flema y poder contra una minoría creciente Protestante. Recordar que Enrique VIII instauró la Iglesia Anglicana luego protestante, con tal de poder divorciarse de su mujer y desoir censuras papales. Sea lo que fuere el protestantismo derivó del catolicismo no en secta pero sí en diferente opinión sobre el Cristianismo, cosa nada baladí en esos tiempos que derivaron en guerras entre unas y otras facciones. Y es que Lutero, sin la imprenta hubiese sido un pobre diablo. Pero supo como nadie difundir sus ideas y estuvo siempre del lado de los más pobres y los más puros de espíritu.

         Con el paso del tiempo todo cicatriza y esa pureza de espíritu y libertad con la cual soñaba Lutero fue adoptada por régulos y príncipes de baja estopa tanto de uno o de otro bando. El fanatismo es mal negocio. Por una parte el ridículo puritanismo, por otra la Santa Inquisición. Guerras, matanzas, una guerra civil encubierta de doctrina verdadera asoló Europa. Católicos pasados a cuchillo en Irlanda en expedición punitiva en la Empresa de Inglaterra impulsada por Felipe II (La Invencible) y protestantes asesinados en países de tradición católica hasta bien entrado el XIX (Cayetano Ripoll, Don César). Matanzas sin cuento y sobre todo esclavismo de países protestantes tales que Inglatera se abrieron paso a codazos en eso que se llamó modernidad. Millones de negros sacrificados por países protestantes en su mayoría, si bien Portugal se llevó la palma en cuanto a esclavitud se refiere. Y un país en primera instancia conquistado por España tornó a protestante por diversos avatares o.... pragmatismo. Ese país fue EEUU. Señalar que en no poco EEUU le debe muchísimo a España solo que todo el mundo se piensa nos centramos en tan solo el sur del continente porque hablan español. Cochina falacia. Les tuvimos que llevar hasta el caballo a los forajidos del oeste tales que Billy "el niño".

        En cuanto a cultura.... si desplegamos el mapa del mundo, los más avanzados son los luteranos sin lugar a dudas. Es un hecho. No admite réplica alguna. A tener en cuenta que para entrar en la congregación hay que interpretar la Biblia, luego saber leer. Eso, en no poco les ha otorgado una ventaja brutal sobre países tales que España que hasta bien entrado el Siglo XX no sabía nadie leer. Sencillamente no hacía falta. El cura del pueblo en cuestión daba su discurso y eso era dogma de fe, en mi entender ridículo (en España nadie se cree esto, y estoy completamente convencido de que mi  tatarabuelo o bisabuelo no sabían leer). Pero no es menos cierto que Europa está completamente lleno de pinturas y edificios a la sazón católicos. De antes y después del protestantismo y de Lutero.

          El poder y fuerza de la iglesia católica para nada tiene parangón con la protestante muy falta iconógraficamente hablando. Y... es que en la variedad está el gusto. El protestantismo derivó en decenas y centenas de congregaciones no así el catolicismo. Y... así no se construye una catedral gótica. Sí es cierto que fieles a la Biblia mantienen el postulado deuteronómico en el cual nada que esté en el cielo es digno de ser representado. La iglesia católica no escuchó tal consejo y es digna de la magnificencia y buen hacer en el sentido iconógrafico y estético que le rodea. Sencillamente en ese vector siempre fue perfecta e hizo lo que le vino en gana. Vender santos es un negocio muy lucrativo y no solo eso, una representación iconógrafica adoctrina muy bien al individuo. Siempre se ha dicho que vale más una Imagen que mil palabras, máxime para campesinos que no saben leer. En una iglesia protestante no hay ni una sola santa representación. Con la Biblia se apañan sobradamente.

          Sus herederos fueron Calvino en Francia, Jan Hus en Checoslovaquia..... y el sinvergüenza de Oliver Cromwell que se inventó el puritanismo en Inglaterra. Eso sí, marcó una raya entre lo que era la monarquía y el pueblo llano mas nunca le tembló la mano a la hora de asesinar católicos en Irlanda y Escocia.

       Evangélicos, Anabaptistas, Pentecostales, Adventistas, Pentecostales coreanos, Calvinistas, Mormones y Amish....... son unas de las pocas iglesias protestantes que las hay a cientos de ellas que derivan de Martin Lutero. El protestantismo, una secta del catolicismo???. No creo, pero que el Protestantismo tiene muchas sectas y...... harto raras es un hecho. La ortodoxia en religión siempre manda. Por eso soy agnóstico.

      Pero... si hubo un hombre que cambió el mundo, valiente, intransigente, libre, pensador, docto y en no poco alternativo fue Martin Lutero. Un monje católico, llamado Lutero. Y.... en mi humilde entender la Biblia al fin y a la postre es muy digna de ser interpretada por cada uno como le venga en gana.