sábado, 31 de enero de 2015

Vlad Tepes y Drácula.




        Hoy nos detendremos en un tema a todas luces extenso. Echaremos un vistazo al vampirismo y sus consecuencias en la Literatura y en el Cine. Para en no poco centrarnos en la vida de aquel del cual se escribió y se filmaron ríos de tinta y kilómetros y kilómetros de cinta. Nos centraremos en la vida y milagros del Voivoda de Valaquia, Vlad Tepes, un individuo el cual ha sido considerado héroe nacional a lo largo de los siglos y mitificado hasta el tuétano por aquel dictadorzuelo comunistilla Nicolai Ceaucescu y que tuvo tan desastroso final. Diré y señalaré que en Rumanía hasta bien entrado el año 1992 era imposible encontrar una sola novela, cómic o película sobre él, por consiguiente el Drácula de Bram Stoker estuvo prohibido hasta ese año por increíble que parezca. Vlad Tepes era prácticamente intocable e innombrable en Rumanía. Algo parecido a las caricaturas de Mahoma en Francia y que tanto escandalizaron a la comunidad árabe. Hablaremos de su seria tendencia al empalamiento según él por razones políticas, éticas y estéticas. De como mantuvo a raya a ingentes ejércitos turcos con un mínimo de efectivos y de como al fin y a la postre Vlad Tepes Draculea ha logrado situar el turismo transilvano en uno de los más pingües beneficios de la siempre maltratada Rumanía. Así las cosas, el post de hoy pone los pelos de punta y es que no tendré empacho en describir como se las gastaba el héroe valaco. Avisados estáis en ese sentido y preparaos para contemplar un espectáculo de violencia y sangre sin límites.

        Para empezar, no fue nunca conde pero sí príncipe o lo que es lo mismo "voivoda"de Valaquia y señalaré que Bram Stoker no creó Drácula sino que lo descubrió. Apodado "Dracul" por ser miembro de una orden secreta los "dracul" que en realidad quiere decir "diablo"pero también "dragón". Sobrenombre familiar del cual hacía ya gala su padre ya que el termino "ea" de Draculea quiere decir "hijo de..."

          Vlad III, hijo de Vlad II nació en Shighisoara la actual Transilvania en 1431. Señalar que Rumanía como país no estaba constituido ni de le lejos y ese actual territorio estaría comportado por tres regiones que más tarde se unirían, a saber: Valaquia, Moldavia y Transilvania. Hijo de Vlad II también Voivoda tendría dos hermanos, uno Mircea y otro llamado Radu. Así las cosas la orden de los Dracul era una orden secreta creada a la sazón por Segismundo de Luxemburgo, rey de Hungría y posteriormente emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Diré que Turquía, el imperio Otomano estaba a punto de caer en el año 1453 pero sus ansias expansionistas eran aún así voraces y un Mehmet II sultán de Turquía presionaba sin cuento a Valaquia. Así las cosas, el padre de Vlad Tepes consintió ceder a dos de sus hijos como rehenes amistosos. Entre otras cosas, señalar que esta era una costumbre ya heredada desde el Imperio Romano. Los hijos se entregaban en prenda a civilizaciones más cultas y más preparadas para que fueran formados independientemente de la relación política entrambos países. El germano Arminio y Atila fueron clara muestra de ello.

          Vlad y Radu se formaron en la capital, Constantinopla y allí estudiaron y se culturizaron al respecto. Fue en esa ciudad no muy del gusto de Vlad donde presenció las no poco bárbaras costumbres de tortura y ajusticiamiento turcas. Una de ellas se quedaría completamente impregnada en su retina, el empalamiento. El empalamiento consiste sin ir más lejos en enhebrar al infelíz por el ano, bien con un palo metálico o de madera al uso y levantarlo dejando clavado el estoque en el suelo. Como podéis imaginar la Ley de la Gravedad enunciada por Newton hacía su trabajo con creces y Vlad sin saber nada de física.

         Por diversos avatares Vlad regresa a Transilvania solo, dejando a un Radu tremendamente ensimismado con la cultura autóctona y a su regreso observa no con poco espanto como su padre había sido muerto a palos y su hermano Mircea enterrado vivo por los boyardos tras haberle quemado los ojos con un hierro candente. Es aquí donde se forja la psique de nuestro protagonista. Donde comienza una relación de odio con la vida y de pleitesía hacia el terror. Es aquí donde Vlad III Draculea pasa a denominarse tanto por sus súbditos como enemigos íntimos Vlad Tepes, dicho en Romano Paladino, Vlad "El empalador". Así las cosas Vlad será el mismo averno sobre la tierra. Una especie de Belcebú que impartirá justicia e injusticia. En esencia, un héroe rumano surgido de las tinieblas.

          Heredado el trono gracias a los turcos que veían en él un aliado, crea un ejército de más de 10.000 efectivos. Hombre de nada relajadas costumbres amorosas no consiente la bastardía. Vivió toda su vida acomplejado por creerse bastardo al igual que siempre pensó lo habían sido sus padres y sus hermanos. Así las cosas, una bella y delicuesciente damisela achacó a Vlad su embarazo. Vlad no tuvo empacho en comprobar tamaño feto. Y es que rajó desde la garganta hasta el pubis a la infelíz y comprobó que ahí no había nada que delatase su ebúrnea paternidad. Al igual que hizo Calígula con su hermana. Un problema solucionado.

          Honesto y justiciero para con la hacienda valaca cual Montoro hizo detener una caravana de 600 mercaderes procedientes de Konstadt los cuales no habían pagado los aranceles estipulados por él. Los 600 fueron empalados y es que Hacienda aprieta pero no ahoga empero, Hacienda somos todos. Otro problema solucionado.

           En cuanto a la boyardía diré que poco a poco fue granjeándose su amistad. No por nada eran los nobles de la época y en las Navidades del Año del Señor de 1459 decidió dar un suculento festín en honor a todos ellos. Vlad haciendo gala de una locuacidad y anfitrionidad sin límites fue poco a poco pasando de las risas a los insultos y las amenazas. Resultado de tan magno evento: 800 boyardos empalados y los más jóvenes condenados a trabajos forzados. Fin de los boyardos. Otro problema solucionado.

          Trabajador sin límites e incansable hizo de su vida dos máximas: "El que de joven no trabaja de viejo duerme en la paja" y "Quien no trabaja, no come". Con estos mimbres, Vlad, buen anfitrión otra vez donde los haya celebró una nueva merendola en palacio con toda suerte de menesterosos, pobres, mendigos y hombres sin oficio ni beneficio. Cuando todos se relamían y solazaban con los mejores caldos y pitanzas de Valaquia salió con no se sabe que excusa y prendió fuego la sala. Fin del paro en Valaquia. Otro problema solucionado.

          En cuanto a los gitanos nunca dados al trabajo organizado reunió a los de la zona. Así las cosas prendió a tres patriarcas y los asó vivos. Bien sazonados y aliñados y una vez dado el visto bueno del chef que era él los sirvió al resto de la comunidad gitana. Les dio dos alternativas. La primera que se los comieran o fueran a luchar contra los turcos. Evidentemente toda la comunidad gitana abrazó de buen grado su ingreso a filas. Otro problema resuelto, el de la leva forzosa.

        En una ocasión uno de sus adláteres posiblemente el peloteo le llevó a la ruina. Visitando junto con el voivoda un campo de empalados se quejó del mal olor que respiraba en derredor. Vlad lo miró de forma arrebatada y lo mandó empalar ahí mismo. Mientras untaba sangre del servil le dijo: "Seguro ahí arriba se respira aire más puro...". Otro problema resuelto, el de los pelotas, aduladores y lameculos.

        Pero no acaba ahí la cosa. Enemigo acérrimo de los turcos y de los húngaros a pesar de que ambos lo pusieran en el trono inició una campaña contra los primeros entre los años 1461-1462 enviando un detallado informe de la situación militar a Mathias Corvinus, a la sazón rey de Hungría y Paladín de la Cristiandad. En el informe se detallaba con pelos y señales que había mandado empalar a 23.884 turcos a resultas de su victoria. Como prueba fehaciente de ello junto con el informe también le envió cantidades ingentes de sacos llenos de orejas y narices de aquellos infelices. Y es que queridos amigos de este blogg, Vlad, trabajador incansable siempre predicaba con el ejemplo y contaba uno por uno todo aquel empalado. Parecía discípulo de un Pablo de Tarso tenebroso. Minucioso y trabajador hasta el extremo no se le escapaba ni uno en la ya larga lista de bosques de víctimas empaladas. Muchas veces la solaz y el orgullo de su obra, según él decía estética, le llevaba a límites insospechados y bien jubiloso solía desayunar, almorzar, merendar o cenar en mitad de tamaña espesura de cadáveres o agonizantes víctimas. Una de sus grandes aficiones era la de untar el pan en la sangre de los mártires y relamerse ahí mismo con el ágape. También era bastante aficionado a cercenar cabezas y hacer túmulos con ellas por toda Valaquia delimitando lindes a modo de señales de tráfico. En fin.... No comment.

          Corría el año 1462 cuando el sultán turco Mehmet II harto ya de las tropelías de Vlad propone una caja de reclutamiento en Valaquia para atacar a Vlad. Así las cosas, todo jovenzuelo valaco con sangre militar en las venas podía ser susceptible de ingresar en el ejército turco. Vlad se puso furioso y con 10.000 efectivos fue capaz de plantar cara a un ejército compuesto por más de 200.000. Y es que Vlad adoptó la guerra de guerrillas y desmembró por completo al ejército turco. A la vez quemaba sus propias cosechas, aldeas, envenenaba pozos y pasó a la guerra química aquella que hasta a Hitler le horrorizaba salvo en las cámaras de gas, claro. Creó un ejército de apestados, sifilíticos, y en los más de los casos enfermos de tifus introduciéndolos en las líneas turcas. Los turcos cayeron como moscas viéndose fagocitados por la enfermedad, el hambre y el envenenamiento. Con estos mimbres, y una vez cercanos a la capital de Valaquia, Tergoviste el ejército del sultán se topó con un bosque de más de 20.000 empalados ante los cuales los soldados turcos huyeron en desbandada ante tal cúmulo de terror. Y es que el sultán temía estarse enfrentando al mismísimo demonio. Tal fue así que una vez capturado Vlad no osó aplicarle la pena de muerte sino que lo encarceló 12 años.

          Vlad, triste y sin nada que hacer en la cárcel sobornaba a sus carceleros. Así las cosas éstos le traían roedores, pájaros, gatos y toda suerte de bicho viviente el cual fuese susceptible de ser empalado. Tal fue su devoción por tamaño escarmiento. También tuvo tiempo para la religión ya que abandonó la ortodoxia para abrazar fervientemente el catolicismo.Y para el amor. Ya que de resultas a su captura su mujer y su hijo arrojáronse por las almenas de su castillo quedando viudo. Se casó con una princesa magiar y se dedicó al noble arte de la encuadernación de libros. Pero en Diciembre de 1476 cumplida su pena regresa a Valaquia y recupera su trono. Poco más se supo de él. Tan solo que en una incursión militar junto con 200 fieles fue muerto en una emboscada. Tenía 45 años.

         Cuentan las crónicas que en una ocasión Vlad "el Empalador" dejó una copa de oro al lado de una fuente para que su pueblo bebiera y que jamás nadie osó sustraer esa copa de oro por miedo a sus represalias. En mi opinión Vlad basó toda su existencia en el terror. Vivió del terror, sobrevivió gracias al terror hasta el extremo de alimentarse de sangre, fue respetado gracias al terror y fue un héroe y un villano gracias al terror. Un estilo a aquellos dictadores comunistas al uso tales que Ceaucescu, Tito o Stalin. Solo que este último se sostenía gracias al terror y era a la vez un paranoico que por no tener no tuvo nunca ni cortinas en sus despachos ni estribos en sus coches. Sin duda alguna, en no poco copiaron de Vlad Tepes aquel el cual hizo del terror una cuestión estética ya que empaló a más de 60.000 personas.

         Corría un 16 de Agosto de 1962 cuando a pesar de su nacionalidad húngara moría en California un oriundo transilvano. Este ilustre personaje era Bela Lugosi. El actor que más veces interpretó a Drácula en la historia del Séptimo Arte. Así las cosas murió de un ataque al corazón pero sí es cierto que fue incinerado vestido de Conde Drácula, el señor de las Tinieblas. En otro orden de asuntos señalaré que Bela era proclive al alpiste y a las drogas  y es que sin Drácula hubiese sido un pobre diablo, No obstante, tampoco fue Sir Lawrence Olivier ni Marlon Brando para celebrarlo de tamaños fastos. Diré que tras él vinieron muchos otros imitadores de la talla de Christopher Lee, Peter Cushing, Gary Oldman y un entrañable Chiquito de la Calzada en "Brácula". Y es que el poso literario que dejó el irlandés Bram Stoker dio mucho de sí. Cuenta la leyenda que 4 escritores románticos de mucha niebla y castillo y poco sol y playa se reunían en casa de Lord Byron. Esos cuatro escritores fueron Lord Byron, Mary Shelley a la sazón creadora del inestimable "Frankenstein", Percy Shelley (marido de la anterior) y un tal Polidori médico personal de Byron y los cuatro juntos contábanse en interminables veladas historias de terror. Fue el médico, Polidori el que arrancó por primera vez con una historia: "El Vampiro" la cual trataba sobre un individuo el cual chupaba sangre de las personas.




       Pero no queda ahí la cosa. Bram Stoker, un escritor irlandés como bien he dicho antes no escribió Drácula sino que descubrió a Drácula y se basó en Polidori para su universal historia de terror. Para ello recorrió la Europa profunda en busca de no pocas supercherías, técnicas de enterramiento ancestrales, mitos, leyendas hasta que definitivamente e inspirándose en Transilvania y en Vlad Tepes elaboró una obra que pasaría a la posteridad como el culmen del género de terror. "Drácula". Y es que los argumentos con los que se topó Stoker no eran baladíes. La porfiria y la rabia acecharon Rumanía por siglos. La peste, el tifus y demás enfermedades mortales eran moneda de uso corriente en la zona y corría la creencia de que ese mal enviado por el Divino se tomaría su justo precio resucitando a la los no-muertos, los no-vivos o no muertos. En otro orden de asuntos en diferentes regiones transilvanas era muy común clavar una estaca en el corazón al fallecido para no enterrarlo vivo y en otro orden de asuntos aquellas víctimas que de natural eran infectadas por tal o cual enfermedad eran también estacadas al suelo dentro de su ataúd para que así jamás salieran de él. Bram Stoker también investigó el mundo de los murciélagos y creó un personaje mitad ser humano, mitad murciélago, adicto a la noche y desafecto del día. Con estos mimbres el personaje estaba ya prácticamente diseñado si no fuera porque depositario de una vida eterna vagaría por toda la vieja Europa en busca de sus víctimas siendo siempre un extranjero que, junto con las novelas de Anne Rice tales que "Lestat el Vampiro" o "Entrevista con el Vampiro" aparecería incluso en EEUU. Engendrado por el mismísimo averno el conde de marras tendría completamente aversión al agua bendita y a los crucifijos como es natural y como manda la Iglesia Católico Romana. No en vano, Bram Stoker era irlandés aunque su nombre y sin haberme informado es judío. Abraham es un personaje de los 5 libros del Pentatéuco o Torah judía perteneciente al Génesis en la Biblia.


            Su principal arma, la mordedura. Y es que no pocos analistas de vampiresca traza se han puesto de acuerdo en afirmar que la mordedura de Drácula en lindos cuellos de damiselas esconde un doble acto. Primero la posesión infernal. Segundo la penetración sexual de hombre para con mujer. Pero no nos llamemos a engaño. Stoker creó un mundo completamente heterogéneo en ese sentido. Su novela, género epistolar entre unas cartas de una tal Mina para con su novio Jonathan Harker recluido en el castillo de Drácula  no son para nada cosntitutivas de sota, caballo y rey sino que el personaje femenino también tiene su cabida en el mundo de Drácula . Son las llamadas vampiresas, hijas del señor de las Tinieblas.  Unas mujerzuelas que por lo general de buen ver también chupan la sangre dejando a sus víctimas poco a poco más debilitadas.

           Sin ánimo de ser exhaustivo también diré que el Drácula más real en el cine fue el Nosferatu de Wilhelm Murnau ya que en realidad tenía dos dientes al igual que el vampiro o murciélago al uso. Y es que si algo tiene la iconografía draculesca es su gran elenco de formas, costumbres y éticas. Luigi, el vampiro bueno de "Entrevista con el vampiro" encarnado por Brad Pitt es un vampiro bueno, que antes que matar se alimenta de sangre de rata con tal de salvar el tipo y obviar a Lestat, el vampiro malo caracterizado por un exceso de libertinaje en la figura de Tom Cruise. Tras diversos análisis vampíricos todos son lo que son más ninguno lo entiende en un totum revolutum de proporciones bíblicas.

         
Como conclusiones si es que fueran pocas las que ya aquí logré aportar y después de estrujarme mucho las meninges ya que uno es de natural limitado diré que los niños transilvanos deben ser los más atemorizados de Europa, Europa.... Drácula nunca fue un personaje central en Rumanía pero tampoco lo fue el hombre del saco en España que hacía manteca con los niños para curar la tuberculosis, cosa a todas luces cierta. Personajes bastantes recurrentes que socialmente calan en el subconsciente colectivo y que politicastros y dictadorcillos asesinos de la izquierda más rancia como Ceaucescu se basaron en ellos para ser todavía más grandes cuando en realidad fueron pigmeos. Las brumas de Jack el Destripador en 1888 dieron paso a las tinieblas del Conde Drácula de la mano de Abraham Stoker. Y es que el romanticismo al igual que la nostalgia son las dichas de ser infeliz.

      Y ahora vedlo, leedlo o escuchadlo si es que podéis hacerlo. Recientemente tengo serios problemas para colgar archivos. Me he pasado al Chrome y quizá en versión móvil no salgan. No obstante lo cuelgo igual cortando y pegando ya que para más no me llega. No obstante,si queréis ver lo que he colgado es muy sencillo se corta el archivo se pega y a rolar:

        En mi opinión desde Los Angeles, California GUNS N´ROSES. Acojonantes. Tienen muy buenas pero esta versión de los Rolling Stones dejan a la original haciendo el completo ridículo. Por Dios..... como estira la voz Axl Rose. No se le puede pedir más. BSO de "Entrevista con el vampiro" la película me gustó mucho pero cuando antes de acabar el filme empiezan a sonar los americanos ahí me cagué por la pata abajo. Por si fuera poco la vitola de prestigio al final de la película se la dan ellos, Guns n´Roses un producto típico americano como el Corvette de General Motors o el Ford Mustang. Cosas que en Europa denostamos pero que en el fondo anhelamos. Si aguantáis las primeras escenas os sale un video magnífico de los G N´R.






        Leedlo:

       Drácula de Bram Stoker. Creo que sobran las palabras después del post:


         Y.... ahora vedlo. Versión Coppola. El único que se atrevió a meterse hasta las orejas en la verdadera historia de Bram Stoker. Demasiado cara, por cierto para otros directores que prefirieron historias de vampiros imaginadas o inventadas sin ninguna fidelidad para con la obra original. Mucha capa, mucha faja y banda al pecho pero ninguno tan real ni fiel a la obra de Stoker: