viernes, 20 de junio de 2014

Juán Pablo I y su misteriosa muerte.





        Que decir que no se haya ya dicho de Juán Pablo I. Asesinato, muerte natural, conspiración, polémica... como vamos a ver hay de todo y sin duda este post no pretende emitir juicio al respecto sino hacer una exposición de las diversas teorías que se barajan sobre su muerte. Esa muerte le sobrevino a los 33 días de pontificado y es uno de los óbitos más envueltos en la controversia que se conocen. El Vaticano ya de por sí es opaco y por lo tanto de natural acusable, pero lo de Albino Luciani más conocido como Juán Pablo I es ya harina de otro costal. Vamos con su historia.

       Corría el año 1978 y más en concreto un 28 de Septiembre a las 5.30 de la mañana cuando una monja por Vincenza llamada deja a la puerta del dormitorio del Papa un desayuno. Los papas por lo general son bastante estrictos en su modus vivendi y tienen una agenda si no apretada muy bien estructurada. Así las cosas Vincenza tras observar y por varias veces que Albino no sale de sus aposentos para recoger el desayuno, decide internarse en la sala para ver que ocurre con su jefe terrenal. La postura del Papa era de calma absoluta, semiincorporado gafas sobre la naríz y libro en ristre, pero estaba muerto.

         Corría el año 1978 y más en concreto un 28 de Septiembre de 1978 cuando el Secretario de Estado para el Vaticano y dado que el Papa no termina por abandonar sus aposentos decide entrar en ellos y se encuentra a Albino largo en el suelo a causa de un severo infarto de miocardio. El Secretario llama inmediatamente a sus edecanes y entre varios lo meten en la cama, recogen una serie de legajos de papeles, todos ellos esparcidos por el suelo a causa de una muerte súbita, le ponen las gafas y en sus manos un ejemplar de literatura bastante piadosa de la obra "Imitación a Cristo".


          Así de entrada. Con que teoría nos quedamos?. La de Sor Vincenza o la del Secretario de Estado para el Vaticano.

        Así las cosas y en vertiginosa situación a pesar de la premura de su muerte no hay autopsia como nunca se le hace a un Papa dado que su cuerpo es sagrado según el Código de Derecho Canónico y se procede al cabo de tan solo 6 horas al embalsamamiento. Señalar que el Secretario de Estado adujo esa rapidez muy en función del calor que hacía esos días en el Vaticano que era entre 18 y 20 grados centígrados (...????). Ni siquiera se le extrae la sangre e introducen el líquido embalsamador en su cuerpo mezclándolo con la misma. He de reseñar y como mandan los cánones que el embalsamamiento de un Papa ha de hacerse a las 24 horas de su fallecimiento y no antes.

       Circula por ahí la teoría del Digitalix Toxicity una misteriosa y bonita flor campaniforme que bien sintetizada es un veneno mortal. Señalar que Juán Pablo estaba tomando una serie de medicamentos para controlar su presión arterial y que la teoría de la conspiración nos habla de que se le introdujo tan letal sustancia en uno de los botes los cuales estaba apurando para así tomarse la dósis estipulada de veneno. Pero no es menos cierto que el Digitalix, avisa. Avisa eso si, cuando no hay remedio. Con estos mimbres el Papa adujo el día anterior que no se encontraba muy bien de salud y que se retiraba a sus aposentos. Quizá tomó la justa dósis que le faltaba para irse al otro barrio o se tomó sus medicinas siempre, siempre recetadas por su médico y bajo prescripción facultativa?. Sea lo que fuere el llamado Papa sonrriente ya no sonrreiría más y aún hay testigos de lo que ocurrió que aseveraron que el Papa murió con un rictus de sonrrisa en su rostro. Cosa que diversos médicos forenses han descartado por imposible. También es descartable la teoría de introducir el líquido embalsamador para eliminar la presencia del veneno por si hubiera ulterior autopsia ya que las trazas de Digitalix, no desaparecen.

       El cerdo, es un animal muy parecido en estructura corporal al del hombre. Los defensores del asesinato del Papa, afirman que un cerdo a 18-20 grados centígrados y al cabo de tres días es perfectamente momificable. Así las cosas su teoría se basa en no poco en la premura del embalsamamiento del Papa, al cual y a pesar de su muerte repentina no consintieron en hacerle una autopsia. Por si no fuera poco, murió a los 33 días de ocupar la Silla de Pedro y el testimonio de Sor Vincenza es para ellos clave para descifrar y autentificar la hipótesis de su asesinato.

       Juán Pablo I había nacido en el seno de una familia humilde y socialista en Canale D´Agordo el 17 de Octubre de 1912. Albino siempre tuvo claro que su vocación sería la de sacerdote de pueblo y que viviría humildemente al lado de su madre siguiendo los designios del señor, pero fue su prodigiosa memoria y su inteligencia la que le catapultó al obispado de Vittorio Veneto por Juán XXIII para luego y de la mano de Pablo VI alcanzar el capelo cardenalicio. Señalar que en las elecciones papales generalmente el que entra como papable las más de las veces sale cardenal. Y en el cónclave más breve del Siglo XX Albino Luciani entró como papable y salió investido de Papa el 26 de Agosto de 1978. Poco podía imaginar el infelíz de Albino que las Sandalias del Pescador solo las calzaría 33 días o... sí que lo sabía dadas sus ínfulas de cambio en la Iglesia Católica?. Sea lo que fuere no le dio tiempo a nada y.... el Vaticano en lo económico y moral andaba bastante revuelto, a saber:

       Una de las divisas de Albino Luciani era aprobar la píldora como solución natural al aborto. Recordar que el Vaticano sí autoriza el uso del preservativo pero solo con el fin de erradicar el virus del SIDA. Nada más. No vale ponérselo y todo por la patria. Este asunto para mí de poca trascendencia pero de mucha para un impenitente creyente es lo de menos. Es solo la punta del Iceberg.

         Juán Pablo era un firme defensor de llevar a cabo y ya de una vez el Concilio Vaticano II hasta sus últimas consecuencias y de hecho, dada su prodigiosa memoria se lo sabía de carretilla. Pero los escándalos económicos entre la Banca Vaticana y la Ambrosiana eran por todos bien conocidos e iba con la tijera. Para ello, una de sus estrategias era la de intervenir ambos bancos y hacerlos independientes el uno del otro. De hecho y por mor de los acontecimientos Roberto Calvi, presidente a la sazón del Banco Ambrosiano acabaría ahorcado en 1982 y colgado del puente de Londres para escarnio público
. Por si no fuera poco anteriormente otro presidente del Ambrosiano, Roberto Rosone fue ametrallado en las piernas. En otro orden de asuntos pero no menos luctuosos en el año 1979 Emilio Alessandrini magistrado que investigaba las operaciones fraudulentas del Banco Ambrosiano es tiroteado y asesinado el 29 de Enero de 1979. Michele Sindona, perteneciente a la logia P2 y controlador de las inversiones del Ambrosiano en el extranjero es encarcelado para luego aparecer en su celda muerto con una dosis letal de cianuro el 20 de Marzo de 1986. Giorgio Ambrosoli, tiroteado cuando investigaba las operaciones del envenenado Sindona el 11 de Noviembre de 1979.... e.t.c.

       Como podéis observar, la lista es interminable. Y omito más detalles y más casos por no salirme del hilo argumental del post. Esto es MAFIA. Mafia en el Vaticano. Está más que claro. Y es que si os fijáis todos los atentados son posteriores a la muerte de Juán Pablo I. No es de extrañar pues que fuera al primero que se cargaran. Su verdadera vocación era la limpiar ambos bancos y no le dio tiempo. Ni que decir tiene que en el momento de tales asesinatos en la Silla de Pedro estaba Juán Pablo II ese al que le decían que lo quería todo el mundo. El Papa Viajero y que no supo como atar tal desbandada y ni ganas tenía en mi humilde opinión sopena de correr la misma muerte que su predecesor.

         Juán Pablo I iba a por todas y una de las cosas a las cuales quería llegar si era preciso pasaba por la renovación por completo de toda la curia.

     Así, y con estos mimbres os dejo a vuestra conciencia la opinión sobre un caso que nunca quedó nada claro. Sencillamente no me inclino en ningún caso ni por la teoría de la conspiración ni tampoco por la oficial de los hechos. La de la conspiración es facilmente desmontable si atendemos a una serie de actos y damos pábulo a la casualidad. Pero no es menos cierto que cobra inestimable valor si nos atenemos a las intenciones del nuevo Papa y su intento de erradicar la corrupción económica vaticana. Eso sí, Juán Pablo II no tiene excusa alguna, ya que la lista de asesinatos relacionados con la Banca Vaticana es interminable.

       Y ahora ya en mi humilde opinión. Todo esto para qué?. En la Biblia jamás se menciona y bajo ningún concepto la justificación per se de un Papa. Esto quien lo ha montado?. Es más, de hecho para nada en el Nuevo Testamento se justifica la imagen de la iconografía católica. El Deuteronomio 5.2 prohibe adorar imágenes de lo que está en el cielo. Cierto es que hasta bien entrado el Siglo XX en países como España no se sabía ni leer ni escribir y el fiel necesitaba un guía o imagen en la cual ampararse, pero tampoco es menos cierto que en la religión musulmana el Deuteronomio se sigue llevando a rajatabla, si bien prefiero sin duda un orden católico antes que uno musulmán. Así las cosas y tal como otras la iconografía católica no ha sido sino un invento más al igual que la figura del Papa de marear la perdiz siempre para beneficio de unos pocos, claro. Ya que a la Biblia y en este sentido no se le tiene en cuenta. Es más se interpreta a placer de unos cuantos.

       Cierto es, que para un católico o incluso para un individuo duro de entendederas deducir que un credo religioso está formado por hombres los cuales son susceptibles de pecar es facilmente entendible. Pero mi pregunta es: Estamos dispuestos a tolerar tanta farsa y a lo largo de los siglos?. Por mi parte, no. Desde luego. Allá cada uno con su conciencia.

      Así las cosas y en otro orden de asuntos os dejo dos enlaces más sobre el catolicismo de este nuestro blogg:

http://laverdadteharalibre6.blogspot.com.es/2014/03/corria-el-ano-891cuando-ocupaba-la.html

http://laverdadteharalibre6.blogspot.com.es/2014/03/opinion-catolicismo.html