sábado, 1 de marzo de 2014

Un Papa juzgado post-mortem.

 
  
     Corría el año 891cuando ocupaba la Silla de Pedro un Papa que pasaría post mortem a la historia de la infamia y del escarnio. Su nombre el de unas islas pero en masculino: Formoso. Tal pontífice intentaba evitar a todas luces una posible invasión de Roma por un tal Guido de Spoleto. Formoso pidió ayuda a Arnulfo, a la sazón rey de Alemania pero Guido murió en el 894, justo cuando las tropas alemanas tomaban el norte de Italia.

     Para los seguidores de Guido de Spoleto la culpa de tal óbito correspondía al Papa Formoso y juraron una venganza que jamás llegaría a cumplirse. Al Papa Formoso le sobrevino la muerte un 4 de Abril de 896 de la forma más piadosa posible: Murió en su propia cama papal. Ante su asombro parejo a su impotencia los spoletianos jamás pudieron cobrarse su venganza pero sí lo harían, vaya que sí lo harían.

     Así las cosas subío a la Silla de Pedro un tal Esteban VI que acusó a Formoso de antipapa debido a la coronación de Arnulfo como rey de Alemania. Empezó de esta guisa, lo que viene a denominarse Sínodo del terror o Concilio cadavérico. Formoso no se iría sin su ajusticiamiento.

      A los pocos días de su muerte y con la sucesión de Esteban de facto, éste último ordenó sacar a Formoso de su tumba, vestirlo de Papa, ponerle una corona y definitivamente sentarlo en la silla de Esteban, su propia silla a la par que la del sucesor de Pedro.

      Formoso contemplaba su propio juicio con las cuencas de los ojos vacías, lleno de gusanos, con la boca en un macabro rictus que solo la muerte otorga a la vez que despidiendo un olor nauseabuendo. Por si fuera poco, a Formoso se le cortaron in situ los dedos con los cuales acostumbran los Papas a bendecir y acto seguido se arrastró al reo por las calles para acabar arrojado al río Tíber. En una escena digna de una película de Darío Argento.

       Señalar que el pueblo romano y siendo conocedor de los hechos prendió a Esteban lo encerró en unas mazmorras y no salió vivo de allí porque lo extrangularon.

        El sucesor de Esteban VI y enemigo de Formoso erigió un mausoleo en honor a Esteban que todavía se conserva e inició una etapa papal la cual se le denomina "pornocracia" debido a la contínua corrupción papal en materia de sexo. Pero eso es otra historia.


 
       En fin..... No comment. La historia del papado. Es la historia de la ignominia, de la injusticia y del abuso. En descargo de los sucesivos papas decir que no en poco eran antiguamente una pléyade de señores feudales que dominaban a los ignorantes que no por nada era la inmensa mayoría del pueblo, aunque en este caso a Esteban le dieron su justo merecido. El siguiente papa, Sergio se anduvo con más miramiento en su "pornocracia" ya que el libinidoso asunto de natural ha ser tratado de puertas para adentro como mandan los cánones de buena vecindad y duró por lo menos 7 años pederastias incluidas. Poco más o menos lo que duró Ratzinger en la silla de Pedro. Ratzinger a todas luces denostado por muchos fue un gran Papa para mi gusto. Un intelectual de los pies a la cabeza en lo teológico y un hombre muy, muy humilde debido a su retirada a tiempo. Ratzinger ostentó el cargo con Vojtyla o como se escriba de Prefecto para la doctrina de la fe, en otras palabras, la Santa Inquisición moderna pero sin quemar herejes claro, y de la línea dura del papado. Un individuo capaz de excomulgar al párroco de mi pueblo llegado el caso si se considera está inmerso en turbios asuntos pero aún así no pudo y se retiró dando paso a Paco, un jesuíta, más joven y más austero y que por lo visto interpreta todo como le da la real gana. "La paternidad es responsable, las mujeres no tienen porque parir como conejas" o... "Sho le daría un pueñetaso a aquel que se metiese con mi mamá", son dos de las perlas que nos está dejando el duocentésimo sexagesimo sexto Papa y es que Bergoglio no se anda con milongas y piensa lo mismo que el que pasa por debajo de mi casa. En mi opinión, es lo mejor que puede hacer.


        No penseis que soy un tipo anticlerical, de natural ateo, blasfemo y que tengo crucifijos por la casa puestos al revés pero es lo que hay. Imagino que tales casos se seguirán dando en la escala vaticana, no hasta el punto de enjuiciar a un cadáver pero sí de pornocracias y esta vez sin comillas, sin aludir a la Universidad Pontificia por lo de "comillas". No en vano el padre Marcial Maciel, a la sazón jefe de la Congregación de los Legionarios de Cristo y a la cual pertenecen piadosas y ebúrneas personas y santos hombres y mujeres tales que Ana Botella, Alicia Koplowitz, Alfonso Ussía, Borrell y Ángel Acebes entre otros fue acusado y juzgado por pederastia en 2010. Toda una malva de los tiempos que corren. En resumidas cuentas y lisa y llanamente a la par que lo que en roman paladino todo un sinvergüenza y un delincuente.







      
      Pero..... claro, este buen hombre es un "pecador". Pecador de testosterona alta, clase alta y cargo alto como muchos que encubre la curia vaticana. Este se libró por los pelos ya que murió en 2008 antes de que se celebrara el juicio. Aunque bien mirado yo le hubiese hecho lo mismo que a Formoso. Un juicio post-mortem y sus miembros colgados de las murallas de la ciudad como se hacía antes para mofa, befa y escarnio público. Pobre "pecador" de infausto recuerdo. Ahora sus correligionarios, los Legionarios pretenden limpiar su imagen condenando al otrora lider de su secta. Porque.... esto es una secta más al igual que los Testigos de Jehová y tantos otros. Del Opus Dei y por caridad cristiana omito mi opinión...

 

   En mi opinión, Juan Pablo no se enteraba de nada, Ratzinger no pudo y ahora Bergoglio intenta hacer lo que puede que no es poco en función de lo que tiene que limpiar. En mi opinión Francisco es un gran Papa al menos ante la opinión pública. Se ha quitado de encima a muchas víboras y parece que sigue y suma. El próximo será Rouco a todas luces que está ya más pasado de moda que las maracas de Machín. Dicen que por su labor, Paco algún día será asesinado. Ahora ya, no creo. Sencillamente se le vería el plumero a la Iglesia y tendrían que poner a otro igual. Aunque bien mirado a la Iglesia Católica muchas veces le ha traído mucho al pairo la opinión y tendencias religiosas de sus fieles. Recordemos pues, y llegados a este punto que Juan Pablo I duró 33 días.

      La institución vaticana es todo un poema a todas luces prescindible para el buen creyente. Generalmente el creyente la última hora de su vida no creo que se la dedique a pensar en esta gente. Algo parecido a lo que le ocurrió al Ministro Esquilache que sospecho su último pensamiento no fue dirigido al pueblo español. Y es que una organización que representa a más de 1000 millones de personas ha de estar corrupta a la fuerza. La inmensa mayoría de la parroquia católica se considera católica no practicante. Está tan harta de darle la razón a una Iglesia que emana del Vaticano que en su conciencia decide creer e interpretar a su manera el mensaje de Cristo dejándose de zarandajas próximas al Vaticano con lo cual y en mi humilde opinión es un católico-protestante. Un híbrido marcado por su bautismo católico, primera comunión y confirmación a la par que un ser libre y ya maduro para interpretar la Biblia a su antojo haciendo el bien las más de las veces. Y esto os lo dice un impenitente agnóstico....